viernes, 22 de junio de 2012

Malas noticias 2

Yo se que lo único que hago es acompañar a Francisco, que él es el que pone el cuerpo y yo nada más que él tiempo. Pero las esperas en la puerta de la terapia para poder verlo aunque sea sólo un rato me están matando.
Quiero verlo otra vez en casa, jugando con nosotros.


Publicar un comentario