jueves, 15 de octubre de 2015

Un día complicado

Ayer miércoles Mauricio le colocó Botox al Rey. Por supuesto renegó en el viaje de ida y vuelta, pero se portó como un campeón.
Hasta la tarde, que empezó con convulsiones.
Por suerte existe Jorge, su pediatra, Elisa la neuróloga y la gente de la clínica y entre todos lograron que Franchu estuviera en casa a la noche.
Ahora esta durmiendo como un angelito. Fue sólo un susto.

Secreto en reunión

 El Rey parece que escucha muy atento mis consejos. El bombón está muy bien, la semana pasada le cambiamos el botón gástrico y lo encontraro...