miércoles, 16 de octubre de 2013

Me dolio

Hoy le dimos al Rey las vacunas de los seis años.
Unas gotitas feas y dos inyecciones, una en cada brazo. Cuando se las dieron se puso a llorar desconsolado. Y yo con él.
Ahora estamos rezando porque no levante fiebre ni tenga ninguna reacción rara.
Por lo demás, todo sigue estando bien. El y nosotros.

Sentado

 Fran está aprendiendo de a poco a sentarse. Se lo ve muy tranquilo y confiado. Con tiempo y paciencia lo va a lograr.