domingo, 9 de diciembre de 2012

Mi bello sonriente

El Rey es un canto a la alegría. Últimamente está siempre contento, y por supuesto nosotros también.
Sigue conectado y, aunque necesita oxígeno casi de forma permanente, está muy bien de salud.
Aún nos quedan un par de estudios antes de que termine el año
Publicar un comentario