jueves, 15 de octubre de 2015

Un día complicado

Ayer miércoles Mauricio le colocó Botox al Rey. Por supuesto renegó en el viaje de ida y vuelta, pero se portó como un campeón.
Hasta la tarde, que empezó con convulsiones.
Por suerte existe Jorge, su pediatra, Elisa la neuróloga y la gente de la clínica y entre todos lograron que Franchu estuviera en casa a la noche.
Ahora esta durmiendo como un angelito. Fue sólo un susto.
Publicar un comentario