martes, 27 de mayo de 2014

El más lindo, por lejos

Ahora está mucho mejor, pero la semana pasada y la anterior no estuvo tan bien.
La primera semana necesitaba oxígeno, y la siguiente vomitaba. Nos asustamos bastante. Pero de un día para el otro empezó a estar mejor y hoy no tiene nada.
Hace unos días le dimos la vacuna contra la gripe y arrancó otra vez con las terapias en Manos del Sur.
Odio el invierno. Cada año que pasa un poco más.