viernes, 26 de julio de 2013

Pobre mi Rey

No sabemos que le pasa al muñeco.
Está dolorido, se queja y le cuesta dormir o lo hace de a ratitos.
Sospechamos que es por el cambio de la canulas de hace unos días, o por la tos que lo aqueja constantemente.
De todas maneras está muy contento y sonríe con ganas, sobre todo cuando la ve a Emilia.
Ahora que la reina esta más grande, me encanta verlos jugar, la paciencia y el amor que le demuestra.