viernes, 24 de agosto de 2012

Como perro en bote

El Rey no quiere sonreír para la foto. En cuanto acerco la cámara borra la hermosa sonrisa que tenía hasta ese momento. Como si me lo hiciera a propósito.
Igual, con que yo sepa que está bien, o no?


Publicar un comentario