jueves, 29 de septiembre de 2011

Noticias 4

Mi primo Pablo tiene razón: cuando hay malas noticias las digo enseguida, cuando son buenas no aviso.
El Rey está sin respirador desde el día martes.
Hasta ahora está muy bien, aunque todavía con suplemento de oxígeno y muchos mocos.
Sigue en terapia intensiva, pero ya lo pudimos alzar todo el tiempo que lo visitamos.
Sólo le falta sonreír, pero me parece, después de los que pasó, que no tiene muchos motivos para hacerlo.


Publicar un comentario