jueves, 14 de abril de 2011

Autofotos

El Rey se sentía solito, por eso empezó a llorar como lo hace siempre. Enseguida salimos corriendo con Emilia para abrazarlo, como hacemos siempre.
Estoy convencido, cada vez más, que ya nos tomó el tiempo y hace con nosotros lo que quiere.

Publicar un comentario