martes, 25 de mayo de 2010

No va a pasar nada

Tiempo de incertidumbre. A partir de mañana, comenzamos a modificar la dosis del Sabril. Las dos únicas veces que lo intentamos no nos fué nada bien, porque Francisco empezó con las convulsiones, y en una oportunidad le hicimos muchos análisis y estudios, y en la otra lo internamos.
El problema es que el Sabril tiene un efecto secundario muy grave (corre riesgo de perder la visión) y por eso es tan importante que se lo saquemos.
Por suerte Francisco tiene mucha fuerza y va a salir bien de ésta.
Publicar un comentario