martes, 14 de julio de 2009

Baño en comunidad




Hace rato que no escribo. Por motivos personales, por salud, por desgano, por lo que sea.
Siempre pienso que lo peor me pasa a mi. Siempre creo que no doy más. Pero cuando veo como luchan otros papás y otros bebés, me doy cuenta de que no tengo de que quejarme. Que lo hago de lleno.
La verdad es que tengo todo lo que quiero. Y a veces más. Pero me cuesta darme cuenta. Es que después de la tormenta viene la calma. Y ahí es donde está lo hermoso. Ver el cielo claro, el pasto mojado, las plantas florecidas. Sólo sé que tengo que saber mirar. Aunque también se que es difícil.
Publicar un comentario